Busca tu poema

Loading

domingo, 3 de enero de 2010

Prosa a una madre ausente








Madre, no sé dónde estás,
hace tanto que te ausentaste,
hace tanto que te extraño.
Seguirá pasando el tiempo
y te seguiré extrañando.

Madre, si soy parte de ti,
no tenías porque dejarme
dando tropezones por la vida,
por no tener tu mano para ayudarme a andar,
por no tener tu mano para enjugar mis lágrimas
que derramo a cada instante.

Sin tu palabra para un consejo,
sin tu palabra para un reproche,
sin tu palabra cariñosa,
sin tu palabra para darme aliento
en tantos momentos tristes.

Madre, no tenías por qué dejarme
en manos de quienes nunca me entendieron.
Madre, no sé dónde estás,
es bueno decirte que siempre me hiciste falta.

Han pasado muchos años,
todavía quisiera tus palabras,
todavía quisiera tus consejos,
todavía quisiera un mínimo abrazo.
Sólo me resta decir que tuve una madre ausente.

Estoy por cumplir 76 años
y todavía te extraño.
En algún lugar donde estés
hasta ti llega mi amor y mi recuerdo.
Adiós,
es un recuerdo de tu hija chiquita.

La negra Carmen






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores Emprendedores...Unete tu Tambien

Link


 

Poemas de amor y Amistad | by Hosting Free